Somos una segunda generación de productores de café, nuestros abuelos iniciaron la pasión por el café desde 1954 cuando notaron que Guatemala era tan rica en suelos fertilizantes y microclimas que es el ambiente perfecto para cultivar diferentes tipos de café. Siempre creyeron en la importancia de cuidar a los agricultores mediante un comercio justo.

Cada bolsa de café The Little Farmer es una promesa de sostenibilidad económica para nuestros pequeños agricultores quienes producen y mantienen un alto nivel de producción de café artesanal de especialidad. 

Los agricultores son lo que menos se benefician de la industria del café y están mal pagados por las cadenas corporativas. 

Tu compra del café The Little Farmer permite a los agricultores y sus familias tener una oportunidad de crecimiento y desarrollo para tener una vida digna.